lunes, 10 de febrero de 2014

En la bañera de la mediocridad sólo hay espacio para uno mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario