miércoles, 6 de noviembre de 2013

XX

Miro a cualquier lado y no duele.
Sólo cuando estoy un segundo en silencio,
como si la paz tuviese cabida en este mundo
y miro hacia dentro,
entonces sí.

2 comentarios:

  1. A menudo duele más lo que hay dentro que lo que hay fuera. A veces, incluso da más miedo.

    ResponderEliminar
  2. +1 comentario anterior

    A veces, aun sabiendo que va a doler, miras al interior, eso es masoquismo? que alguien me o explique!

    ResponderEliminar