lunes, 18 de noviembre de 2013

X

"Qué vacío debes de ser", pensé.
Pero soy yo la que me voy descosiendo por las  sienes,
frente a frente con aquel que contempla sin cara.

Alomejor, si exprimo mi alma
saldrá un poquito de ti,
y entre lágrimas
pueda deborar ese momento
y se me olvide un rato
este hueco hueco,
al que llaman fantasma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario